Los regalos publicitarios aumentan un 10%

Mantener un negocio a flote no es nada sencillo. Además de la durísima competencia local, nacional e internacional con la que se debe convivir desde la irrupción de internet y las grandes corporaciones de venta de todo tipo de productos en línea a lo largo de la vida del proyecto se debe capear con crisis que, a menudo, obligan a replantear nuestro modelo de negocio, nuestros gastos y nuestra inversión en publicidad.

Esa es la razón por la que muchos empresarios abandonaron durante lo peor de la pasada crisis su apuesta por regalos publicitarios y la misma por la que ahora están volviendo a contar con ellos, sabedores de los beneficios que tiene invertir en esta acción de branding y sampling a la hora de llegar a potenciales clientes.

Tanto es así que, según datos de la Asociación Internacional de Productos Promocionales (PPAI), la industria del regalo publicitario ha vuelto a superar los 20 millones de dólares anuales en el último curso, lo que supone un crecimiento cercano al 10%.

Dicho de otra manera, en el último año se han sumado un buen número de pequeñas y medianas empresas al obsequio de detalles promocionales decantándose, en la mayoría de los casos, por artículos funcoinales, útiles, divertidos y asociados a los intereses de su público objetivo.

Por sectores, los que más están invirtiendo en esta forma de marketing directo son las empresas dedicadas al sector empresarial, educativo y financiero, quienes ven en el regalo de detalles corporativos una estupenda forma de llamar la atención de potenciales clientes.

La otra gran razón por la que se está disparando el interés en este tipo de acciones de mercadotécnia está vinculada al efecto que estas tienen a la hora de crear filosofía de marca a través del marketing interno realizando acciones de entrega de regalos corporativos a empleados y familiares, lo que influye de manera decisiva en la manera en la que estos ven la empresa en la que trabajan y sus valores.

Acciones empresariales para crear valores y filosofía de marca

Junto a estos obsequios físicos, muchas empresas están optando también por incorporar pequeños sorteos económicos en ocasiones especiales como lo son las cenas de conmemoración o celebración de fiestas especiales como las Navidades, donde a los regalos de siempre se están sumando los ingresos en cuenta para sus empleados.

Empleados que, según un estudio del pasado curso, están optando cada vez más por abrirse cuentas nómina que les ofrecen un valor añadido como, por ejemplo, la que ofrece la cuenta Nómina Bankinter, obsequiando la fidelidad de sus clientes con descuentos y ofertas exclusivas que les ayudan a aumentar su capacidad de ahorro. Algo especialmente importante en tiempos como los actuales.

Esa es la razón por la que muchas empresas están incorporando programas de educación financiera a su plantilla, sabedores de que una plantilla ahorradora y que no pasa apuros en lo económico es más productiva y apegada a la empresa que la educa y la ayuda más allá de las cuatro paredes de las oficinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *