La importancia de los regalos de empresa

Las maneras de potenciar el valor de una empresa y de fidelizar a aquellos consumidores que ya han depositado su confianza en nuestro proyecto empresarial son miles. Una de las que tienen mejor acogida -y por eso llevan tanto tiempo entre nosotros- son los regalos de empresa. Y es que son pocas las personas que dicen que no a un detalle que les cae en sus manos de forma gratuita.

Los regalos de empresa forman parte del mundo del merchandising y no solo sirven, que también, para mejorar la imagen de una firma determinada, sino que son capaces de proyectar a aquellos que todavía no la conocen a una marca a través de las distintas acciones de sampling o reparto de muestras.

Un proceso que va mucho más allá de la elección de un obsequio y empezar a repartirlo a diestro y siniestro. Ni mucho menos. Porque si algo nos dice la experiencia es que siempre es difícil dar con el regalo de empresa perfecto para potenciar una determinada marca. A menudo esta elección requiere de todo un proceso.

De hecho, antes de apostar por este tipo de reclamos publicitarios e incluirlos como parte de esa experiencia que quiere transmitir la empresa a sus potenciales consumidores, deberemos pensar en sus hábitos y costumbres y, una vez escogidos los obsequios, filtrar en función de las posibilidades de inversión en esta acción que tengamos.

Porque una vez elegido, debemos tener en cuenta que ese detalle de empresa deberá contar con el logo estampado de la empresa sobre el mismo y, evidentemente, que estamos ante el mejor regalo posible, en busca de la mejor acción de branding posible.

En este sentido, cabe destacar que uno de los errores más habituales que cometen muchas de las empresas nativas online que ofrecen servicios en la red es la de ofrecer camisetas, bolsas u otros regalos físicos, ya que esa falta de concordancia entre lo que hacen y lo que regalan suele funcionar regular.

Si algo está claro es que es imposible acertar con el regalo de empresa sin estudiar a fondo el perfil o perfiles de nuestros clientes y ofrecer algo vinculado a nuestro sector y que incite a acercarse a conocer nuestro catálogo. Por ejemplo, si somos una empresa de bebidas podremos regalar vasos, tazas, posavasos, termos, etc. Y si nos dedicamos a vender juguetes, podemos regalar pinturas para que jueguen los pequeños o un pequeño llavero con nuestro nombre.

Regalos originales y útiles

Huelga decir que la originalidad siempre se valora en positivo, ya que las firmas que realizan regalos de empresa originales -además de útiles- suelen conseguir transmitir ese mismo valor a la empresa, lo que resulta tremendamente complicado de conseguir de cualquier otra forma.

Si bien los bolis, los lápices USB, las bolsas o las tazas son un clásico que nunca defrauda, en los últimos años las baterías para dispositivos móviles, los espejitos para ellas o los marcos que permiten poner fotos en formato Instagram son algunos de los mejor valorados por los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *