Regalos de empresa personalizados para empleados

Cuidar a los trabajadores de una empresa es un factor imprescindible para conseguir los mejores resultados, fidelizar a los clientes y garantizar a largo plazo la supervivencia de un proyecto empresarial, tal y como vienen repitiendo una y otra vez los gurús del sector empresarial a nivel mundial.

Algo que no significa ni tener que estar agasajando en todo momento a tus empleados ni tener que realizar jornadas mensuales de convivencias en espacios rurales en busca de conseguir un ambiente idílico que difícilmente está al alcance de la mayoría de las empresas que forman parte del tejido empresarial patrio.

Sin embargo, y aunque sea una vez al año, cada vez son más las empresas que, cuando los resultados marchan y sus trabajadores se han empleado visiblemente a fondo, tienen detalles para con ellos yendo estos desde bonus económicos porcentuales tras lucrativos negocios para la empresa hasta experiencias de todo tipo mucho más personalizadas que hacen ver que se ha pensado en ellos a la hora de realizar un regalo inolvidable.

En este sentido distintas empresas vienen realizando acciones tan personales como el regalo de un bono de viaje para que este disfrute con su familia de un fin de semana, una ayuda económica extra cuando este tiene hijos o personas a cargo en su casa, el pago de un curso de verano en el extranjero para los hijos, una sesión de spa para el trabajador y su pareja y hasta el pago de un injerto capilar en Turquía para aquellos empleados que han dejado caer les gustaría realizárselos pero no encuentran el momento, sobre todo por sus obligaciones laborales.

Sin duda, una serie de regalos notables que no están al alcance de todo tipo de empresas, que no son aplicables a todos los trabajadores por el coste que esto supone, y que están más enfocadas al reconocimiento de aquellos responsables de departamentos exitosos o particulares que incurren en necesidades puntuales que no están al alcance de su bolsillo.

Todo un valor añadido para los proyectos empresariales que quieren diferenciarse de sus competidores por su manera en la que entienden deben cuidar su empresa y repartir dividendos cuando las cosas van de cara, en lugar de lo que se ha venido haciendo desde tiempos inmemoriales en muchas de las grandes firmas de nuestro sector empresarial.

Detalles para trabajadores

En el caso de las pequeñas y medianas empresas con pocas posibilidades económicas, basta con tener un pequeño detalle con los empleados cuando las cosas van bien o en fechas señaladas -sobre todo cuando los regalos están personalizados pensando en cada uno de ellos de forma unitaria- para conseguir estrechar ese vínculo entre trabajador y empresa tan necesario hoy en día en busca de la identificación de los empleados con sus proyectos y, de la mejora de la imagen de la empresa a nivel interno y, en definitiva, de la máxima implicación de los trabajadores para conseguir la máxima productividad en su día a día. Para ello no es necesario invertir grandes cantidades.

Regalos promocionales con los que fidelizar tus clientes

A todo el mundo le hace ilusión recibir un regalo. Sea el que sea y venga de donde venga. Esa es la razón por la que los regalos promocionales han venido ganando terreno como estrategia de marketing. Una estrategia que pretende despertar emociones en un determinado público objetivo produciendo placer y reforzando el pensamiento positivo, tal y como indican distintos estudios sobre este tipo de mercadotecnia.

Esa es la razón por la que los regalos promocionales, sobre todo si están hechos pensando en el target al que se dirigen y dan en la diana, sirven tanto para llamar la atención, como para motivar a la compra de la muestra que se regala o de otros productos de esa marca con la que se ha generado un vínculo a través de esta acción de marketing directo.

Y es que, como toda acción de marketing para que esta resulte lo más efectiva posible, debemos tener en cuenta una serie de elementos que marcarán la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Regalos para clientes

Creatividad: A la hora de servirse de regalos promocionales debemos evitar regalar siempre lo mismo o aquello que ya les han podido regalar desde otras empresas del mismo sector u otros similares. Son muchísimos los portales online, como Keke, que hoy en día ofrecen un enorme catálogo repleto de opciones de regalos promocionales que garantizan el éxito de la acción.

Visibilidad de la marca: En este aspecto tenemos que tener en cuenta que una cosa es dar visibilidad a la empresa que regala y otra muy distinta que el logo se imponga de tal manera que su presencia convierta el objeto regalado en incómodo o poco deseable de mostrar o utilizar públicamente. Por ejemplo, en el caso de una toalla, este se puede colocar en la zona central con un tamaño relativamente pequeño que incite a leerlo, pero no invada el diseño ni moleste en exceso su presencia. En un mechero o un USB, este puede gozar de un lugar mayor ya que no resulta tan importante el espacio que este ocupa.

-Estudiar qué les gusta a nuestros clientes: Hay consumidores de determinados productos a los que se les puede satisfacer con un boli y otros a los que es mucho más fácil hacerlo con un altavoz blootooth o una memoria USB. Es capital conocer nuestro target y qué tipo de regalo que podemos permitirnos les atraería más.

-Elige el mejor momento para regalar: Son muchas las fechas que se pueden emplear para regalar algo a nuestros clientes. Navidad, el día de la madre y del padre, el aniversario de su primera compra o suscripción, su cumpleaños o el de la empresa son algunos ejemplos. Dicen los expertos que elegir una fecha señalada multiplica el impacto del regalo.

-Regalos prácticos y duraderos: No es lo mismo regalar un abrecartas que una taza. El primero difícilmente será usado nunca y el segundo quizás todos los días varias veces. Si queremos asegurarnos de que es así, nada mejor que personalizar al máximo el regalo.

Tanto si los entregamos en mano, como en actos promocionales o a través de una acción de buzoneo complementada con un folleto informativo estaremos optando por una estrategia de marketing de lo más efectiva.

Regalos publicitarios sostenibles y biodegradables

Uno de los aspectos más valorados por los consumidores y que más tienen en cuenta a la hora de configurar la imagen de un proyecto empresarial y por ende de empujarles a comprar allí o en la competencia es el que tiene que ver con el respeto al medio ambiente y el cuidado de nuestro planeta.

Esa es la razón por la que cada vez más empresas están invirtiendo mayores cantidades de dinero en todo tipo de proyectos relacionados con la sostenibilidad del planeta y, también, en comunicaciones de marketing que hagan de altavoz de todas estas acciones que tanta importancia tienen para los nuevos consumidores. Eso sí, siempre y cuando estos no detecten que se trata de una actitud forzada o impostada en busca de mejorar su imagen.

En lo que a nosotros nos afecta, esto está suponiendo una apuesta decidida por todo tipo de proyectos de todo tipo de sectores por la adquisición de artículos y regalos de empresa, tales como cajas y bolsas publicitarias o detalles para con los trabajadores, proveedores o clientes, que responden a esa idea de sostenibilidad.

Algo en lo que Keke lleva poniendo mucho mimo desde que inició el proyecto y que se traduce en una oferta de bolsas de papel, de rafia, de PVC, de algodón o de no tejido. En cuanto a este último, para los que no lo sepan, se trata de un material elaborado con componentes exentos de contaminantes y, por lo tanto, que no afectan al medio ambientes.

Además de estas bolsas, también se encuentran bolsas biodegradables de rafia elaboradas íntegramente con productos reciclados y reutilizables, como también lo será la bolsa una vez se rompa o pensemos que ya es el momento de que pase a mejor vida, al depositarse en algún contenedor de reciclaje orgánico.

Tanto unas como otras son ideales para ser utilizadas tanto en comercios como en supermercados o incluso como bolsa de playa, siendo esta última utilidad una de las más utilizadas provocando que muchas empresas estén recurriendo a ellas como regalo promocional de empresa, sabedores de la proyección que estos objetos de uso diario tienen al exponerse en lugares tan concurridos como playas o piscinas.

Al igual que sucede con las bolsas, Keke también apuesta por la presencia de cajas biodegradables y cuidadosas con el medio ambiente como lo son las cajas de cartón, ideales para embalar o transportar cualquier cosa así como para almacenar todo tipo de objetos o guardar vino, vajillas o juguetes, entre otras muchas cosas.

Regalos publicitarios de empresa que cuidan el planeta

Y es que, tanto las bolsas bio como las cajas de cartón reciclables permiten la impresión de todo tipo de mensajes promocionales y publicitarios proyectando esa imagen de respeto por el medio ambiente a nuestro proyecto empresarial.

No obstante, el mayor uso que se hace de este tipo de soportes es el vinculado al envío de productos para clientes. En el caso de que estés pensando en adquirir bolsas o cajas con fines promocionales echa un ojo en Keke.es y tantea todas las alternativas que allí ofrecen.

La formación como regalo interno en las empresas

Las formas de conseguir trabajadores competentes, felices y, en definitiva, más comprometidos con nuestro proyecto y por lo tanto más productivos son muchas.

Una de ellas son las promociones, los incentivos por ventas, los dividendos por resultados o los detalles en función de los resultados de cada ejercicio, yendo estos desde un mínimo obsequio hasta auténticos regalazos, dependiendo tanto de la firma como del volumen de negocio con el que trabajan los distintos departamentos.

No obstante, uno de los mejores regalos que las empresas pueden realizar a sus trabajadores están vinculados con la formación constante destinada a la mejore de las capacidades profesionales de sus empleados en cada uno de sus campos. Algo que se traduce en una mayor capacitación de las plantillas, en trabajadores más y mejor cualificados y, en resumen, en personal preparado para crear de la mano de la empresa.

Ya sea a través de cursos enfocados a sus competencias, de cursos de idiomas, de liderazgo o que les pongan al día de las nuevas herramientas y sistemas de trabajo que van apareciendo cada poco tiempo, lo cierto es que son muchos los proyectos destinados a formar empleados que los empresarios deberían tener muy en cuenta en beneficio de sus trabajadores y de ellos mismos.

Solo hay que ver la cantidad de empresas y proyectos de formación de trabajadores que están apareciendo, la calidad de sus cursos, los precios competitivos que ofertan y, más recientemente, la posibilidad de ofrecer los cursos online en empresas como Academia Arquímedes en busca de una mayor flexibilidad tanto a la hora de atenderlos como a la hora de presentarse a exámenes de capacitación.

Estos permiten, tanto integrarlos en el horario laboral, toda vez forma parte de una serie de competencias que van a ser puestas en marcha en el día a día y durante los quehaceres diarios de los empleados, o bien fuera de ellos, para lo que se suele compensar con distintos tipos de incentivos.

Sea cual sea la fórmula elegida, lo cierto es que este tipo de cuidados internos dentro de las empresas son tenidos cada vez más en cuenta a la hora de escoger una u otra oferta de trabajo, además de mejorar notablemente la imagen que los profesionales de todos los sectores tienen de determinadas fórmulas de trabajo, promoción y trato a los empleados de una determinada firma.

Formación empresarial interna

No obstante, el trabajador que asiste a estos cursos recibe una formación que le convierte en un mejor profesional y más capacitado, que se podrá portar a otro proyecto en el caso de que decida sumarse a otro que le mejore las condiciones laborales o le cuide más, por lo que recibir formación sufragada por parte de una empresa, podemos concluir, solo tiene efectos positivos sobre las que deciden incorporarlos a su actividad.

En un mundo global, cada vez más competitivo, y donde los empleados necesitan estar a la última y sentir que forman parte de un proyecto del que vale la pena formar parte, formar a los trabajadores es el mejor regalo para la propia empresa.

Cómo debe ser un buen regalo de empresa

Los regalos de empresa se pueden dividir en dos grandes grupos. El primero, el de aquellos que tienen por objeto obsequiar a trabajadores, proveedores o clientes. El segundo, el que pretende fidelizar a estos últimos a través de detalles que marquen la diferencia en relación a nuestros competidores.

Así deben ser los mejores regalos de empresa

Si hay algo que ambos grupos tienen en común es la necesidad de tener presente el sector en el que está encuadrado nuestro negocio. Y es que, salvo que los regalos de empresa sean tan buenos que resulten enormemente atractivos por sí solos, lo ideal es que se produzca una asociación entre la empresa y el obsequio.

Adentrándonos en el primer grupo, y centrándonos exclusivamente en los regalos para trabajadores, deberemos tener claro que no es lo mismo tener un detalle con los empleados en función de objetivos, de si son conmemorativos por la llegada de fechas especiales como la Navidad o de si están enfocados a su uso cotidiano o con fines publicitarios.

En el caso de los primeros, es decir, aquellos que tienen como fin premiar la productividad de los empleados, suelen ser los mejores. Estos variarán en función de los logros obtenidos, siendo mayor cuanto más haya sido el logro conseguido por el empleado o departamento en cuestión. Si se va a premiar a un departamento, debemos optar por el mismo regalo para todos los integrantes. En el caso de que sea a uno solo, lo ideal será personalizarlo al máximo para que vea lo que se valora su esfuerzo en nuestro proyecto empresarial.

En cuanto a los regalos navideños, lo cierto es que no suele haber mucha creatividad, siendo las cestas el más elegido entre las empresas. Aquí la diferencia la marca el tamaño y la calidad de los productos que integran estas. Una comida en un restaurante de postín o una experiencia encaminada a hacer grupo son las mejores alternativas a la manida cesta.

Por último, centrándonos en aquellos detalles con los que pretendemos ahorrar gastos en el día a día de nuestros trabajadores podremos optar tanto por complementos del día a día, herramientas de trabajo o, incluso, detalles de decoración para la casa o pequeños electrodomésticos.

En esa misma línea se mueven los regalos de empresa que realizamos a nuestros proveedores o clientes. Ya que, si se pretende agasajar tras un buen negocio, premiar su fidelidad o tener un detalle en una fecha especial, optaremos por uno u otro regalo. Estos serán de mayor coste y más llamativos que los realizados a título individual a los trabajadores o equipos de trabajo y su valía variará en función de las cantidades que manejéis en vuestros negocios.

En último término dejamos a los regalos destinados a agasajar a nuestros clientes. Estos estarán íntimamente ligados a nuestra actividad y podrán ser mejoras de productos o servicios por fidelidad, muestras gratuitas, regalos de nuestros productos o, si no queremos invertir en exceso, detalles publicitarios destinados a facilitar sus quehaceres diarios que hagan las veces de soportes publicitarios cada vez que nos usen.

Los mejores regalos promocionales y obsequios publicitarios de empresa

El número de empresas que está optando por reconocer a socios, clientes y proveedores con detalles promocionales no deja de aumentar. Tantas que cada vez son más los ecommerce especializados en la personalización de obsequios publicitarios de empresa como sucede, por ejemplo, con Keke.

Una empresa con un amplio catálogo de regalos promocionales que cuenta con su propia tienda online con cientos de opciones de detalles de empresa y publicitarios baratos que, además, se pueden personalizar al gusto de cada empresa y enviarse en tiempo récord.

Los mejores regalos de empresa baratos

Los regalos de empresa son una herramienta de marketing ideal para llamar la atención de nuevos clientes y fidelizar a los que ya confían en una determinada empresa. Sobre todo aquellos que están destinados a satisfacer alguna necesidad cotidiana de quienes los reciben y que contienen mensajes personalizados, tales como el logotipo de la empresa y su lema o el sector, si así lo considera menester el empresario.

Los mejores regalos de empresa no tienen por qué ser caros. Ni mucho menos. De hecho, basta con darse una vuelta por la tienda online de Keke para darse cuenta de que las empresas que trabajan con márgenes bajos ofrecen detalles de empresa que dan la impresión de valer mucho más de lo que realmente cuestan, algo que no sucede con todos los proveedores de este tipo de obsequios promocionales.

Unos de los que mejor acogida suelen tener son aquellos que están orientados al sector de la empresa que los regala, ya que consiguen asociar un determinado sector a una marca a través del uso de ese detalle que, si además de útil es original, acabará siendo mucho más efectivo.

Después de muchos años de experiencia trabajando en la búsqueda de los mejores regalos promocionales de empresa cuenta con un departamento de asesoría para ayudar en todo momento a aquellos empresarios que tengan previsto adquirir detalles para un evento, feria, congreso, o simplemente para tener un detalle para con sus proveedores o trabajadores. Y es que en función de la empresa, del presupuesto y, sobre todo, del motivo que se busque con el presente, cambiarán las opciones entre las que moverse a la hora de adquirir un obsequio promocional u otro.

Una vez realizada la criba y escogidos aquellos detalles de empresa para regalar como obsequio o detalle promocional, llega el momento de personalizarlo. Algo de lo que también se encarga el equipo de Keke, adaptando el mensaje que se quiere incluir al tamaño del detalle. Es importante recalcar que, siempre, antes de realizar la impresión de los detalles, se le enseña una muestra virtual al cliente para que dé el visto bueno o realice las últimas modificaciones antes de que comiencen a personalizarse en serie.

Gracias a contar con una importante cartera de clientes fijos, y el volumen de trabajo con el que se manejan, permite la tramitación de grandes pedidos a costes muy bajos, lo que tiene una consecuencia directa en el precio final de cada detalle. No obstante, estamos hablando de una de las tiendas con más regalos de empresa promocionales económicos y de calidad del panorama patrio.

Tipos de regalos de empresa

Como les sucede a las personas físicas, las personas jurídicas también gustan y necesitan de regalar a aquellas personas o entes que son importantes en su vida. No obstante, como les sucede a los individuos, dependiendo de lo que queramos contar con nuestro gesto, a quién vaya dirigido o del momento y la performance que hagamos para entregarlo cambiará nuestro detalle.

Es por eso por lo que se habla de distintos tipos de regalos de empresa, dependiendo de todos y cada uno de los factores que intervienen en el proceso de agasajar y de si este gesto tiene o no una finalidad comercial en sí misma. Tal y como vamos a ver en la clasificación que detalla los tipos de regalos de empresa.

Tipos de regalos empresariales


Regalos promocionales
: Son aquellos regalos con los que se obsequia a un cliente tras una nueva compra. Estos pueden ser desde 2×1 hasta descuentos, pasando por el regalo de nuevos productos que deseamos promocionar y dar visibilidad.

Muestras: En busca de que los consumidores potenciales de nuestro producto o servicio se acerquen a él, se ofrecen pequeñas muestras o experiencias con los que atraer. Este tipo de repartos suelen formar parte de acciones de marketing directo como el street marketing. Una buena acción de sampling es aquella que nos da a conocer, expande nuestro nombre, es capaz de crear nuevas necesidades en consumidores que no eran clientes y sirve para ‘robar’ clientes a la competencia.

Obsequios: Son aquellos detalles que tiene la empresa para con sus clientes, empleados o proveedores y que se suelen regalar tanto en determinadas fechas especiales como justo después de cerrar un negocio. En el primer grupo, el destinado a clientes o empleados suele ser desde útiles para desarrollar su trabajo con nuestro logo hasta productos tecnológicos. En el segundo grupo, el de proveedores o socios, se suelen obsequiar con productos gourmet, cenas o estancias de cierto nivel con los que mostrar agradecimiento.

Además de esos regalos que las empresas tienen con sus proveedores, mejores clientes o con su personal, premiando su lealtad y colaboración, también se suele agasajar con pequeños obsequios a expertos, periodistas y líderes de opinión. En el caso de estos últimos, en lugar de material personalizado de nuestra empresa o de pequeñas muestras, se les suele regalar una experiencia completa con los mejores productos de nuestra firma para que, como influencers, emitan una reseña sobre lo que hacemos y actúen de altavoz para captar nueva clientela.

Material de empresa: Por último, cabe destacar aquel que la empresa brinda a sus trabajadores de manera gratuita y durante todo el tiempo que estos forman parte de su proyecto empresarial. Este incluye tanto el material de oficina como otros objetos de representación como tarjetas y tarjeteros, USB, llaveros, maletines, etc. Una serie de objetos que, como el resto, se integran en la partida presupuestaria de toda empresa y que resulta imprescindible para que los empleados de la misma puedan manejarse en su día a día. Y es que no hay éxito empresarial sin trabajadores contentos y con todo lo necesario para llevar a cabo su cometido en tiempo y forma.

Regalos de decoración para la casa

Suele decirse que se disfruta más regalando que siendo regalado. Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta la satisfacción que genera el acto de agasajar y, sobre todo, el motivo o los motivos que nos empujan a ‘perder el tiempo’ buscando algo con lo que sorprender a alguien. Y es que regalar es, a fin de cuentas, demostrar a alguien que te importa.

Con casi infinitas posibilidades, regalar se ha convertido en un acto que fatiga a muchos de los dadores. Sobre todo a aquellos que se lanzan en busca de ese detalle perfecto, personalizado, que transmita justo aquello que queremos y, obviamente, que se encuentre dentro de un presupuesto que lo convierta en candidato a convertirse en obsequio.

Salvo que la personalidad de la persona a la que vayamos a regalar algo ponga en bandeja el regalo perfecto para ella, no hay nada mejor que dejarse llevar por lo que dicen las tendencias y por las últimas novedades en un mercado marcado por los cambios constantes en los hábitos y usos de los consumidores.

Los detalles de decoración, tendencia en 2019

Fijándonos un poco en lo que vienen contando los gurús de las tendencias para 2019, parece que este va a ser el año en el que los regalos van a tener que ser, además de bonitos, útiles. Porque el regalo perfecto debería, de alguna manera, integrarse en la vida de quien lo recibe, aunque solo sea por un tiempo. El objetivo, aseguran, es evitar que los obsequios acaben formando parte de la colección de objetos perdidos que habitan al fondo de los armarios.

Es por eso por lo que cada vez se estilan más los detalles relacionados con el mundo de la gastronomía. En este grupo encontramos cestas de productos gourmet -comestibles o bebibles- que sabemos van a encantar a quien queremos agasajar o utensilios de utilidad diaria para comidistas como artilugios de cocina, abridores de diseño o electrónicos o elementos de vajilla preciados.

Sin salir abandonar el mundo de la cocina, otro tipo de detalles que están siendo tendencia en este recién estrenado 2019 son los que sirven para decorar un lugar en el que pasamos infinidad de horas de nuestra vida como lo es la cocina. Y es que tanto si se trata de saleros, guarda cuchillos, tazas personalizadas como de elementos que den vida y alegren espacios como los que encontramos en las cocinas italianas modernas si somos capaces de encontrar el detalle que vaya con la personalidad del regalado triunfaremos seguro.

Como ven, a la hora de tener un detalle con alguien se trata de pensar en la personalidad de quien regalamos, del tipo de hobbys, aficiones o gustos que este tiene y de que nos recuerden. Si conseguimos que nuestro obsequio se integre en los quehaceres diarios de su vida, conseguiremos triunfar el día del regalo… y cada vez que recurran a ese regalo para seguir dándole uso. Ese debe ser el objetivo final de todo regalo que se realice durante 2019.

Felpudos originales para personalizar tu casa

Lo primero que ven tus invitados cuando llegan a tu casa, después del portal y el ascenso si lo hay, es la puerta y el felpudo. Este es el primer signo distintivo que te diferencia del resto de vecinos y donde empezamos a hablar, sin hacerlo, de nosotros.

Es por eso por lo que, salvo en aquellas fincas en los que existe un código no escrito no escrito que impide a los inquilinos salirse del modelo común, la mayoría de familias deciden apostar, o bien por un elemento decorativo que crean es bonito o agradable, o bien por un felpudo divertido con el que quieran transmitir algún tipo de emoción o sensación en sus visitantes.

Esa es la razón, y no otra, por la que cada vez vemos más felpudos originales y divertidos tanto en los pisos, como en las viviendas unifamiliares ya que, más allá de asegurarnos que nadie ensucia de más nuestro hogar, los felpudos tienen más funciones como las citadas anteriormente.

Tipos de felpudos para el hogar

En el primer grupo de felpudos encontramos a las alfombras tradicionales. Estas, con apenas una mínima decoración, son básicamente funcionales. Están pensadas para que se sacudan los pies sin aportar mucho a nivel estético.

En un segundo grupo encontramos los felpudos originales. Los diseños se cuentan por miles siendo los relacionados con el hogar, las cenefas, los motivos florales o las líneas geométricas los más habituales. Tanto en los tradicionales como en estos se apuesta por la funcionalidad… y también por la calidad.

En tercer lugar encontramos los felpudos divertidos. En estos se aprovecha, tanto la forma del mismo, como el hecho de que está situado justo antes de entrar a una zona a la que solo se accede con invitación, como el sentido del humor del propietario, para jugar con los visitantes.

Elijamos el tipo que elijamos, una de las cosas en las que nos tenemos que fijar antes de decantarnos por uno o por otro es por la calidad y los materiales de los que están hechos. En este sentido cabe destacar que, uno de los más resistentes, son los elaborados con fibra de coco natural. Algo que, además, es tendencia en este año 2019 en el que la decoración del hogar cobra un nuevo significado, tal y como han venido advirtiendo algunos de los decoradores de interiores más prestigiosos del mundo.

Estos también coinciden en la necesidad de dar calidez al hogar a través de las alfombras. Esos hermanos de los felpudos que viven dentro de casa y que pueden combinar perfectamente con estos.

En cuanto a los tipos de alfombras más interesantes encontramos a las alfombras moquetas, que se colocan sobre el cemento o bajo zócalos de de madera, baldosa o escayola ocupando toda la estancia; las alfombras modulares o baldosa que ocupan solo la extensión deseada de la estancia y las alfombras carpeta que son las más habituales y que se sitúan sobre el suelo pudiéndose cambiar de posición en función del gusto y las necesidades de los inquilinos.

Los regalos personalizados son más efectivos

De la misma forma que a nadie le amarga un dulce, nadie hace ascos a un regalo. Algo que saben perfectamente las empresas. De ahí que cada vez más firmas, sabedoras de que ofrecer detalles a sus clientes, tu público objetivo o tus proveedores mejoran la idea de marca y hacen las veces de soporte publicitario, apuesten por este tipo de ‘samples’.

Lo primero que debemos tener en cuenta antes de lanzar ninguna campaña de reparto de regalos es que cada receptor es distinto. Y es que no es lo mismo tener un detalle con un cliente de toda la vida, que un cliente de la competencia al que creemos podemos seducir mostrándole las bondades de nuestro proyecto o que un proveedor al que queremos agasajar en fechas especiales.

En el caso de los primeros, los que se mantienen fieles con el paso del tiempo y ante la aparición de proyectos similares, podemos encontrarles un detalle tremendamente personalizado. Además de tener todos sus datos personales, sabemos qué les gusta de nosotros, qué nos compran y qué valoran más de nuestra marca. Todo esto nos puede ayudar a buscarles uno distinto a cada uno de esos pocos incondicionales que todo proyecto empresarial disfruta. Opciones tales como bolsas serigrafiadas, parasoles para el coche o gorros parecen algunas de las que nos pueden ayudar a conseguir impactos aún mayores cuando las hacen servir en la vía pública.

En relación a los segundos, los que tenemos que seducir, deberemos cortejarlos a través de muestras. Para ello, lo mejor será echar mano de campañas de sample marketing o street marketing que irán acompañadas de un equipo de profesionales capaces de explicar por qué lo necesitan y por qué es mejor que lo que venían adquiriendo hasta la fecha. Teniendo en cuenta que cada vez cuenta más la publicidad cara a cara y un servicio de atención al cliente rápido y diligente, mostrarnos dispuestos a perder el tiempo en convencerlos sin ser invasivos, sirviéndonos para ello de un regalo ‘muestra’ o un detalle determinado que ponga en valor nuestra manera de comunicar puede resultar tremendamente útil.

Regalos publicitarios pensando en quién los recibe

Qué decir de los proveedores, a quienes nos encontramos en ferias, eventos, congresos y reuniones ordinarias y extraordinarias con motivos empresariales. A estos, dependiendo de la ocasión, podremos ofrecerles distintos tipos de detalles. Por ejemplo, en las reuniones en nuestra casa o en las que seamos protagonistas, a través de bolígrafos y otros elementos de material de oficina o, por qué no, memorias USB corporativas. Tras un acuerdo importante o en fechas señaladas como las Navidades, podemos optar por cualquier detallito que les haga ver que nos preocupamos por nuestra relación laboral.

En todos estos casos que hemos venido detallando a lo largo del post, debemos saber que, elijamos el detalle que elijamos, si este es personalizado, conseguiremos que el efecto que buscamos sea más potente y más duradero. Esto significa tanto regalar algo ‘ad hoc’ como incluir en cada detalle nuestro logo o imagen corporativa.