Regalos publicitarios para la vuelta al cole

Cada vez son más las empresas que se decantan por incorporar a sus campañas publicitarias acciones de marketing como lo son los regalos publicitarios, en parte por su bajo coste y por su elevada tasa de retorno.

Muchas de las que eligen hacerlo aprovechan la vuelta al cole para repartir regalos publicitarios relacionados con el material escolar, sabedores de la cantidad de impactos que estos generan, tanto en el entorno escolar, como más allá de él en pequeños y mayores.

Algo por lo que apuestan tanto pequeñas y medianas empresas como multinacionales. Y es que basta con echar un vistazo a los bolis y libretas que tenemos por casa para comprobar la facilidad con la que recurrimos a ellos… y la facilidad con la que cambian de mano multiplicando así el número de impactos por obsequio.

El Material escolar como soporte publicitario efectivo

Además de bolígrafos que incorporan el logo y/ la dirección del anunciante o de libretas con el logotipo y alguna frase que revele los principios o valores de la empresa, además de alguna serigrafía en las páginas interiores, son muchos los soportes publicitarios que sirven como regalos de empresa en la vuelta al cole.

Un buen ejemplo de ello son las calculadoras. Tan importantes para los pequeños y que tienen una importante carga de mensaje al apostar por un elemento sencillo, preciso y asociado al mundo de la ciencia. Algo muy parecido a lo que transmiten las memorias o USB con publicidad.

Qué decir de las pizarras, ya sean para llevar a clase o para colocar en la nevera para apuntar todo tipo de mensajes. Un soporte, este último, que todas las familias y utilizan regularmente generando un número de impactos enorme.

Más clásicos son las camisetas con el logo y algún motivo o inscripción relacionada con la empresa y que los pequeños pueden hacer servir para ir a clase, para hacer deporte o para ponerse en una excursión si logramos confeccionar un diseño divertido que guste a los más pequeños. Algo parecido a lo que sucedería con las gorras publicitarias.

Ahora, si hay un soporte publicitario que tiene una gran acogida tanto para la vuelta al cole como para ser utilizado por los mayores en su día a día, esas son las bolsas publicitarias. En especial las bolsas de lino que sirven tanto para que los pequeños lleven el material escolar o el almuerzo al colegio, como para que los mayores la hagan servir de bolso, como bolsa de la compra o como bolsa de playa.

Un elemento, este último, que como las botellas reutilizables o las fiambreras para el patio o el almuerzo que tanto peques y mayores utilizan para su jornada laboral, tienen asociados muchos mensajes positivos como lo son la concienciación por el cambio climático o el apoyo al medio ambiente asociando un proyecto laboral a unos valores cada vez más importantes a la hora de hacer branding y decidir compras en unos consumidores que exigen valores añadidos de este tipo para fidelizarse.

El jamón, la estrella de las cestas de Navidad de empresa

El verano llega a su fin y, con el otoño llamando a la puerta, resulta imposible no ver al final de las hojas del calendario cómo asoma la Navidad y todo lo que ella lleva aparejada tanto para los trabajadores como para los empresarios.

Y es que en el caso de estos últimos, además de la organización de las vacaciones y las pagas, un elemento emerge con fuerza desde hace un tiempo. Nos referimos, cómo no, a las cestas de Navidad para empleados. Una tradición que se ha trasladado de las grandes corporaciones a todo tipo de proyectos empresariales por pequeños que sean y que muchos emprendedores empiezan a organizar ya en busca de conseguir las mejores cestas a los mejores precios.

Si algo no puede faltar en las mejores cestas, según revelan quienes tienen la fortuna de recibir una cada mes de diciembre, eso es el jamón. Un elemento clave que se ha convertido en el elemento estrella de muchas cestas de Navidad de empresa y que, como afirman muchos empleados, sirve para distinguir si nos encontramos ante una gran cesta o ante una cesta más.

Sobre todo en aquellas empresas en las que se aprovecha este detalle para agradecer los servicios prestados a sus profesionales a través de una cesta compuesta por distintos productos gourmet o de máxima calidad como puedan ser el caviar, el aceite de oliva virgen extra, un vino reconocido o un estupendo jamón de Huelva de La Serranía de Macías, el mejor valorado por los consumidores, entre otros embutidos de postín que lo acompañen.

Si atendemos a estos sondeos en busca de conocer qué elementos resultan imprescindibles y, por lo tanto, no pueden faltar en ninguna cesta de Navidad de empresa que se precie vemos cómo encontramos ingredientes tan familiares y deliciosos como cervezas, vino y licores en el apartado de las bebidas; bombones de distintos tipos; aceites de oliva; conservas dulces o saladas; turrones típicos navideños y, además del jamón, clave en toda cesta, otros embutidos.

Jamón: la diferencia entre una buena cesta de navidad de empresa y una cesta más

No obstante, es importante recordar que a menudo no se trata de cuántos elementos porta la cesta, de cómo de grande es, de cómo de pomposa se sirve, sino de que lo que contenga, aunque sea poco, sea bueno. Porque si algo tienen claro los que reciben las cestas navideñas es que más vale poco bueno que mucho malo. De ahí que cada vez se apueste más por cestas menos aparatosas y de más calidad.

Dicho esto, si eres empresario y quieres organizar una cesta de Navidad estupenda sin dejarte el bolsillo en el intento, ponte manos a la obra cuanto antes porque es ahora, tras el verano, cuando empiezan los pedidos y las ofertas para aquellos que no dejan las cosas para la última hora. Y recuerda, no hay cesta de Navidad de empresa que se precie si esta no lleva jamón. Sobre todo si este es bueno. Ya que te pones, mejor elegir lo mejor.

Regalos de empresa, imprescindibles para hacer branding

Si tienes un negocio ya lo sabes. El número de competidores a los que tienes que hacer frente aumenta cada día en todo el mundo, en tanto en cuanto tus potenciales clientes no solo buscan y rebuscan en internet antes de comprarlo todo, sino que no tienen ningún problema en comprar a cualquier empresa del planeta, si esta les ofrece mejor precio, mejor calidad o les aporta un mayor valor añadido del que tú les ofreces.

Es por eso que cada vez más empresas -de todos los tamaños y sectores- escogen alguno de estos tres caminos: ofrecer mejor precio (casi imposible con los competidores asiáticos y Amazon), ofrecer mejor calidad (lo suele implicar una mayor estructura) u ofrecer algo que no ofrece el resto y que se convierte en su gran valor añadido (para lo que es imprescindible trabajar mucho y bien el branding).

Detalles de empresa como soporte publicitario

Esto no es otra cosa que al proceso de creación y construcción de unos valores y una filosofía a la que asociar un proyecto o una marca. Algo que se puede hacer desde muy distintas vertientes: trabajando mejor que nadie los procesos de producción, teniendo una política de empresa abierta, optando por un desarrollo sostenible, ofreciendo una mejor atención al cliente y realizando todo tipo de acciones que te vinculen a una serie de valores y que comunicamos a nuestro público objetivo a través de distintas acciones de mercadotecnia.

Una de las que mejor tasa de retorno ofrecen, muy por encima de las acciones de publicidad directa clásicas, es el reparto de regalos de empresa o detalles publicitarios. Algo que podemos hacer tanto a través de acciones de street marketing en calles concurridas o centros comerciales, de repartos en eventos a los que queremos asociar nuestras imagen por el tipo de valores que desprenden o también a través de acciones de sampling en campañas de buzoneo.

Opciones a las que hay que sumar el reparto de todo tipo de material de oficina y detalles de empresa para el día a día para los trabajadores, colaboradores y socios de la empresa, ya que cada vez que estos hacen uso de alguno de estos obsequios están haciendo publicidad a la marca y al proyecto. De ahí que sea tan importante elegir qué tipo de regalos de empresa queremos adquirir para regalar.

Productos que podrían variar en función del tipo de empresa que tengamos. Algo que también influirá a la hora de escoger el tipo de logo, motivo o frase que incorporaremos a estos regalos de empresa y que también cuentan algo de nosotros, como lo hace el regalo en cuestión y el lugar y la forma en la que este ha sido regalado.

Si bien parece toda una ciencia complicadísima, lo cierto es que basta con saber que este tipo de acciones de publicitarias tienen un gran impacto con muy baja inversión y que pueden marcar la diferencia si se realizan de la mano de profesionales. Se trata de macar la diferencia frente a nuestros competidores.