Regalos promocionales para ecommerce

Una de las acciones de marketing más socorridas por todo tipo de empresas son las campañas de sampling o entrega de obsequios promocionales. Una serie de acciones que tiene como fin fidelizar a aquellos que ya confían en nosotros y acercarnos a aquellos que no nos conocen o hasta la fecha han estado apostando por la competencia.

Esta técnica de marketing a corto plazo debe llevarse a cabo después de que se haya elaborado un plan de acción estratégico en el que quede claro por qué hemos apostado por este tipo de acción, qué detalles vamos a regalar, cómo lo vamos a hacer y cuándo en busca de los mejores resultados posibles.

Tipos de productos promocionales

A la hora de elegir el producto que vamos a regalar a nuestros clientes no podemos olvidar el objetivo que queremos alcanzar ni en aquellos que van a recibir el regalo promocional.

Uno de los más habituales y económicos son las muestras de nuestros productos. Una estupenda manera de incitar a aquellos que no nos conocen y nos van a usar por aquello de que ha caído en sus manos un producto que tiene un coste de manera gratuita.

Otros de los que más socorridos son los que se engloban dentro de la empresa. Estos son cualquier detalle por pequeño que sea que tenga visible el nombre de nuestra empresa es susceptible de influir en futuras decisiones compra, como vienen indicando distintos estudios recientes.

Dentro de estos encontramos al siempre bien acogido material de oficina. Una vez repartido entre los empleados, podemos tomar todos los sobrantes para regalar a nuestros clientes, ya sea para darle uso en su lugar de trabajo o en su casa.

También son muy habituales los regalos textiles. Estos suelen ir desde camisetas hasta gorras, pasando por complementos como pulseras o pañuelos, siempre, claro está, con el logo visible de la empresa.

Uno de los que mejor encaje viene teniendo de un tiempo a esta parte es todo aquel vinculado al cuidado personal. Aquí incluiríamos tanto peines como crema hidratante, bálsamo labial o algún complemento de maquillaje.

No podemos dejar de enumerar en esta clasificación a los regalos promocionales que tienen por objetivo decorar una casa o ser utilizado en las tareas domésticas, ya que consiguen una gran visibilidad.

Por último, citar los vinculados a la tecnología. A menudo más caros pero de los más deseados por todos, sobre todo los más jóvenes.

Independientemente del tipo de regalo para ecommerce que elijamos, estos deben resultar atractivos y útiles para quienes lo reciben. Si no lo son podríamos acabar consiguiendo el efecto negativo. Ya que un regalo que se rompe con facilidad, deja de servir al poco tiempo o es visto como de poca utilidad puede provocar que esos valores negativos se acaben asociando a nuestra empresa.

Esa es la razón por la que todos los objetos promocionales que regala una empresa deben ser de calidad, coherentes con nuestra filosofía y los valores que promovemos, atractivos para nuestro target, provechoso para ellos y original y novedoso.

La importancia de los regalos de empresa

Las maneras de potenciar el valor de una empresa y de fidelizar a aquellos consumidores que ya han depositado su confianza en nuestro proyecto empresarial son miles. Una de las que tienen mejor acogida -y por eso llevan tanto tiempo entre nosotros- son los regalos de empresa. Y es que son pocas las personas que dicen que no a un detalle que les cae en sus manos de forma gratuita.

Los regalos de empresa forman parte del mundo del merchandising y no solo sirven, que también, para mejorar la imagen de una firma determinada, sino que son capaces de proyectar a aquellos que todavía no la conocen a una marca a través de las distintas acciones de sampling o reparto de muestras.

Un proceso que va mucho más allá de la elección de un obsequio y empezar a repartirlo a diestro y siniestro. Ni mucho menos. Porque si algo nos dice la experiencia es que siempre es difícil dar con el regalo de empresa perfecto para potenciar una determinada marca. A menudo esta elección requiere de todo un proceso.

De hecho, antes de apostar por este tipo de reclamos publicitarios e incluirlos como parte de esa experiencia que quiere transmitir la empresa a sus potenciales consumidores, deberemos pensar en sus hábitos y costumbres y, una vez escogidos los obsequios, filtrar en función de las posibilidades de inversión en esta acción que tengamos.

Porque una vez elegido, debemos tener en cuenta que ese detalle de empresa deberá contar con el logo estampado de la empresa sobre el mismo y, evidentemente, que estamos ante el mejor regalo posible, en busca de la mejor acción de branding posible.

En este sentido, cabe destacar que uno de los errores más habituales que cometen muchas de las empresas nativas online que ofrecen servicios en la red es la de ofrecer camisetas, bolsas u otros regalos físicos, ya que esa falta de concordancia entre lo que hacen y lo que regalan suele funcionar regular.

Si algo está claro es que es imposible acertar con el regalo de empresa sin estudiar a fondo el perfil o perfiles de nuestros clientes y ofrecer algo vinculado a nuestro sector y que incite a acercarse a conocer nuestro catálogo. Por ejemplo, si somos una empresa de bebidas podremos regalar vasos, tazas, posavasos, termos, etc. Y si nos dedicamos a vender juguetes, podemos regalar pinturas para que jueguen los pequeños o un pequeño llavero con nuestro nombre.

Regalos originales y útiles

Huelga decir que la originalidad siempre se valora en positivo, ya que las firmas que realizan regalos de empresa originales -además de útiles- suelen conseguir transmitir ese mismo valor a la empresa, lo que resulta tremendamente complicado de conseguir de cualquier otra forma.

Si bien los bolis, los lápices USB, las bolsas o las tazas son un clásico que nunca defrauda, en los últimos años las baterías para dispositivos móviles, los espejitos para ellas o los marcos que permiten poner fotos en formato Instagram son algunos de los mejor valorados por los consumidores.