Cómo elegir un buen regalo empresarial

Pese a la crisis o problemas que pueda tener cada empresa, existen grandes consorcios que cada año, consiente a sus clientes o empleados con un hermoso detalle. Según estudios, y encuestas realizadas, “más del 70% de compañías europeas estaban realizando presentes a sus clientes”, al menos un 5% más que años anteriores.
Los detalles son maneras de agradecerles tanto al empleado como al cliente su fidelidad, compromiso y tolerancia durante un año de largos y complejos proyectos

Las pequeñas organizaciones que posean un presupuesto anual limitado, el concepto de “regalar” conlleva a un problema, pues surgen interrogantes acerca de qué poder comprar, si debe ser costoso o clásico o incluso, si imprimir el logotipo en el papel de regalo es buena idea.

Puedes seguir estos consejos al momento de elegir un buen regalo

Target: Al momento de realizar una campaña de marketing con regalos, tu mejor opción es obsequiar un regalo empresarial entre tus clientes o empleados. Sé objetivo y mediata cuál será tu target o público en específico.

Base de datos: Conoce a tu personal, investiga sus gusto, o si pertenece a otra empresa, etc. Al realizar una base de datos que contenga las personas y cantidad para que no cometas errores al momento de hacerle entrega del obsequio a la persona.

Limite monetario: Debes tener un presupuesto para saber un aproximado de lo que gastarás. No siempre que un producto sea costo quiere decir que sea de excelente calidad. Existe variedad de mercancía que es económica y de gran utilidad.

Personaliza tu regalo promocional: Lo más recomendable es que te reúnas con el diseñador que hará el modelo del logotipo que estamparás en el regalo.

Una excelente opción es el grabado laser, es original, y el acabado es más profesional y limpio. Escoge algo que la persona vaya a utilizar, en caso de que sea una prenda de vestir y decidas grabarle sus iniciales, presta atención a las terminaciones del diseño.

Papel de regalo: Definitivamente los colores con la que decidas envolver los regalos, aporta un valor añadido importante. Un consejo práctico es elegir un papel que convine con los colores del logotipo de la compañía.

Sin embargo, en caso de que elijas otros tonos debes saber su connotación:

-Amarillo: Este tono brinda vitalidad y energía. Es idóneo para las habitaciones con luz tenue.
-Violeta: Refleja tristeza. Es un color místico.
-Rojo: Es la tonalidad más viva. Se asocia a la intensidad y el placer.
-Verde: Es un color equilibrado, expresa quietud y frescura.
-Azul: Expresa calma, quietud y reposo.

Toma en cuenta estos consejos, y los recuerdos entre tus empleados y clientes serán memorables. Los detalles como en líneas anteriores te platicábamos, esto afianza la unión de todos.
Otro regalo que nunca pasará de moda, son las tradicionales cestas de regalo. Mete en la cesta una exquisita botella de vino, o champagne, dará el toque clásico con un acento muy a lo ejecutivo. Pueden usarse para celebrar un nuevo proyecto o cerrar un contrato importante.

Cuándo hacer un regalo de empresa

Si estás pensando en hacer un regalo de empresa y quieres saber cuándo puede ser el mejor momento para ello, toma nota. Y es que realmente no es necesaria una ocasión especial para sorprender a los clientes con regalos de empresa, pero lo cierto es que sí que resulta adecuado planificar un obsequio para las ocasiones señaladas.

Sin ir más lejos la Navidad es una de las mejores épocas para hacer este tipo de regalos. La mayoría de las empresas gratifican a sus empleados con la tradicional cesta navideña, y hasta el negocio más pequeño felicita a sus clientes con un detalle navideño especial.

Lo mismo ocurre en un momento como Año Nuevo en el que los calendarios se convierten en el regalo publicitario por excelencia al poder plasmar este útil regalo con nuestro logotipo. Uno de las ventajas de hacer este tipo de regalos es que al tener el logo de la empresa y ser visible durante los doce meses del año se acordarán permanentemente de nuestra empresa.

Otro buen momento para hacer un regalo de emprsa es ante el aniversario de nuestra enseña. Sin duda es una fecha que es un referente para celebrar con clientes, empleados y proveedores, un motivo de alegría, y un momento inmejorable para reforzar vínculos con un obsequio personalizado para la ocasión.

La celebración de una feria o de un congreso es también una oportunidad idónea para publicitarnos e impulsar nuestro negocio por medio de los regalos promocionales y el merchandising.

Si tenemos la visita de clientes potenciales o de un grupo escolar a una fábrica o empresa que habitualmente no esté abierta al público, es una ocasión que deberemos aprovechar para publicitar la marca gracias al merchandising promocional.

El Día de la Madre o del Padre también dan pie a que agasajemos a nuestros clientes. Ese tipo de acciones positivas y entrañables asociados a nuestra marca tienen un valor incalculable.

A nivel más particular, cuando un acontecimiento importante tenga lugar en la vida de nuestros empleados, como el nacimiento de un hijo, una boda o su jubilación, son momentos inmejorables para hacerles un buen regalo de empresa que incentive nuestro vínculo y afiance positivamente la relación. Es importante que sea un regalo adecuado, y que sea el mismo para toda la plantilla cuando se den las mismas condiciones.

Ten en cuenta que este tipo de regalos no son un gasto sino una inversión. El simple hecho de que todo el dinero invertido se recupera con creces debería bastar como argumento para que la empresas hagan regalos. Hay regalos que retornan exponencialmente la inversión que una empresa hace en ellos. Una bolsa de regalo aparte de que es útil para quien la lleva permite que otras personas vean el logo de tu marca.

Esto habría que considerarlo pues una doble utilidad. Este tipo de acciones ayudan a recordar el nombre de la marca así que no lo dudes y opta por hacer un regalo de empresa de estas características.

Cómo elegir el regalo de empresa para Navidad

¿Estás pensando ya en el regalo de empresa que vas a hacer esta Navidad? Te dejamos una serie de consejos que te permitirán elegir el mejor regalo de Navidad para tu empresa. Márcate un máximo económico y a partir de aquí, busca una opción original, así los sorprenderás. Busca alternativas a lo convencional, a veces es lo más barato.

Pues bien, coge algo de tiempo porque ten en cuenta que en la práctica es difícil decidir saber qué regalar a los trabajadores de tu empresa durante las fechas de Navidad. Es complicado buscar algo que pueda gustar a todos, sea útil y a la vez elegante, pero que no requiera demasiado gasto.

Lo primero que debes hacer es pensar que solo es un detalle para desearles una felices fiestas y el agradecimiento por formar parte del equipo. Ten en cuenta que ya el propio gesto será bien recibido por el trabajador. Así que puedes optar por los más clásicos como una cesta, un décimo de lotería, una botella de vino o cualquier cosa típica de la Navidad como un buen turrón. Seguro que estos obsequios serán bien aceptados.

En el caso de que tu empresa sea pequeña, no tengas demasiados empleados y les conozcas bien pdrás optar por regalos personalizados. En este caso el regalo sería diferente para cada uno de ellos. Opta por opciones que van desde un libro, un CD a cualquier cosa que sepas que pueda hacerle ilusión a tu empleado.

Otra opción es organizar una cena de empresa, muy típica de fechas así, y en ella, si no sabes muy bien qué regalar, puedes dar tu agradecimiento con algún producto de la misma empresa que les pueda gustar o les pueda ser útil. Les sorprenderás además de acercarlos más a la empresa y a sus productos. Si es un detalle que no es demasiado importante puedes hacer que esta cena corra a cargo de la empresa. Esta es otra de las tradiciones más comunes en fechas así.

Algo similar puede ser organizar una fiesta en la que acudan con sus familiares e hijos. Que los pequeños reciban sis regalos de Navidad y todos cenen en compañía de compañeros de trabajo y familia.

En definitiva ten en cuenta que un buen regalo de empresa ha de tener dos puntos comunes. El factor de la sorpresa. Esta debe ser la primera reacción que debe estar presente cuando estamos pensando sobre que regalo de navidad para empresa elegir. Por lo que debemos apostar por la creatividad. El empleado debe sentir que no es “un regalo más” que la empresa se lo hace por el compromiso de las fechas sino porque ha pensado en algo especial para él.

La sencillez siempre es un acierto. Muchas veces damos demasiadas vueltas y buscamos cosas muy atípicas cuando en la sencillez podemos encontrar el éxito. El empleado lo que tendrá en cuenta y valorará es la importancia que le da la empresa como empleado y miembro de la compañía, agradeciéndole su trabajo y felicitándole las fiestas.