Todo sobre el merchandaising y su utilidad

Si has oído hablar sobre el merchandising pero no sabes qué es o cuál podría ser la importancia que tendría toma nota porque te acercamos los detalles. Pues bien, el merchandaising se podría definir como el conjunto de técnicas que se aplican en el punto de venta, para así motivar el acto de compra de la manera más rentable, tanto para el fabricante como para el distribuidor, satisfaciendo, de esta forma, las necesidades del consumidor en todo momento.

El término “merchandising”, es el resultado de unir el sustantivo “merchandise”, que significa “mercancía” y el radical “ing”, que expresa la acción, es decir, la acción mediante la cual se pone el producto en poder del consumidor.

El Merchandising trata de hacer más atractivo el producto o servicio que da una empresa determinada y para ello recurre a esta técnica promocional. En la actualidad, está comprobada la influencia que tiene en la venta que el producto esté colocado en uno u en otro espacio, ya que si el producto no está colocado en el lugar correcto, decrecerá, notablemente, su ratio de ventas, etc.

De este modo, se está en disposición de afirmar que el merchandising busca la optimización del manejo de productos escogiendo las ubicaciones adecuadas en función de variables, como podrían ser el lugar, el tiempo, la forma, la cantidad y la arquitectura interior del espacio. El merchandising, está claro que es de vital importancia para el marketing, ya que son muchos los beneficios que esta técnica aporta desde el punto de vista estratégico.

Entre los valores que se encuentran en el merchandaising están los siguientes. Por un lado, la potenciación de la rotación de productos, la reducción del tiempo de compra, el cambio del concepto de “despachar” productos por “vender”, la posibilidad de potenciar la rotación de productos, aprovechar al máximo el punto de venta, sustituir la presencia “pasiva” por una presencia “activa”, potencias los productos “imán” del punto de venta y crear una adecuada comunicación integral en el punto de venta.

Para que una campaña de merchandaising sea eficaz hay que tener en cuenta una serie de puntos. En concreto estos puntos son cinco. Por un lado para evitar gastar de más habrá que tener el producto adecuado, en la cantidad adecuada, al precio adecuado, en el momento adecuado y en el lugar adecuado.

Para ello lo primero será escoger un buen producto, es decir, algo que se corresponde con el surtido adecuado, donde es fundamental una buena selección de la calidad y el número de los productos También, como decimos, será importante, tenerlo en la cantidad adecuada y aquí es fundamental realizar una buena gestión de stock.

Tener en cuenta el precio adecuado, es decir, habrá que buscar el precio idóneo teniendo en cuenta factores como rentabilidad, coherencia, clientes etc. Todo ello valorando cuál es el momento adecuado para ello, es decir, tener los productos de acuerdo al momento en que se ofrece y el lugar adecuado, esto estará relacionado con la implantación de los productos en el punto de venta.

¿Por qué el merchandising de empresa es efectivo?

Aunque en un primer momento podamos tener ciertas reticencias a la hora de hacer posible merchandising de nuestra empresa o no lo cierto es que se trata de una opción que puede ser mucho más efectiva de lo que pensáis.

Como sabéis, el merchandising para empresas se plasma a través de un conjunto de artículos publicitarios que se utilizan para promocionar un determinado producto o servicio o, incluso, la propia marca. Normalmente, en este tipo de estrategias promocionales llevan impreso o serigrafiado el logo de la empresa o la marca para que pueda identificarse y darse a conocer precisamente la empresa en cuestión.

Este tipo de artículos publicitarios siempre tienen una buena acogida por parte de los clientes, ya que son gratuitos y son percibidos como un objeto útil más que como publicidad en sí misma. Las empresas suelen recurrir a este tipo de productos en determinadas situaciones para conseguir captar la atención del público como en un lanzamiento de producto, una serie de descuentos, etc.

En este sentido encontramos regalos promocionales de bienvenida que se suelen ofrecer cuando un cliente realiza la primera compra, en una celebración por la apertura de un nuevo establecimiento o un alta en el registro de una base de datos.

Por otro lado encontramos los regalos promocionales que sirven para mostrar agradecimiento y cercanía a los clientes como el que puedes ofrecer cuando llega un cliente a un cierto número de compras o por la recomendación.

Regalos que responden a determinadas campañas, es decir, que se dan en campañas concretas en los que el merchandising es un arma para causar buena impresión, como en Navidad o cuando con el lanzamiento de un nuevo producto, por ejemplo.

También es frecuente encontrar este tipo de productos si la empresa va a estar en un foro o feria, siempre es recomendable entregar merchandising en el propio stand de la empresa en cuestión a modo de regalo promocional.

Hay que tener en cuenta que a través del merchandising para empresas los clientes conforman una imagen determinada de la empresa y de ahí la gran importancia que tiene elegir adecuadamente los artículos para estas campañas promocionales y asegurarse que se transmite justo la imagen deseada a través del producto elegido.

Es importante tener en cuenta que el tipo de producto se escogerá en función del tipo de negocio que se tenga, ya que es importante que el artículo publicitario que se escoja dentro de la gama de merchandising guarde relación con la naturaleza del negocio, lo más aconsejable es optar por algo relacionado con el sector o que sirva de modo complementario.

Además también será muy importante que el producto sepa reflejar los valores de la empresa, siendo coherente con esos valores que defiende la empresa. Hay que tener siempre presente que este regalo publicitario proyecta la imagen por lo que su elección debe ser muy cuidada. Hay que tener en cuenta que el merchandising escogido va a representar a la empresa, por lo que lo mejor será ofrecer un producto de cierta calidad.