Lo que debes tener en cuenta al hacer regalos de empresa

Cada año, todas las empresas del mundo, desde las más pequeñas hasta las inmensas corporaciones, tienen que enfrentarse al momento de dar obsequios a sus distintos clientes, trabajadores y proveedores. Es así como, en los aniversarios de la compañía, las fechas patrias celebres, las navidades e incluso en algún cumpleaños de un cliente especial, los regalos empresariales salen a la luz.

Los regalos en momentos puntuales, son una representación palpable de la consideración y aprecio de la empresa, quienes a través de estos, agradecen los anos de solidaridad, el apoyo recibido y estrechan lazos fundamentales, que en muchos casos repercuten en importantes negociaciones.

En la cultura organizacional, agasajar clientes es un gancho directo con buenas relaciones. Es una de las muchas estrategias empleadas para hacerles sentir que son un elemento importante e irremplazable para ellos. Este sentimiento es una de las mejores catapultas hacia grandes proyectos, que involucran cuantiosas sumas de dinero.
Con la mira puesta en diferentes objetivos, las empresas a la hora de regular, deben ser muy conscientes del cómo y el porqué de los obsequios. Y es que no pueden dar el mismo regalo a todas las personas, ni en todas las ocasiones y mucho menos con las mismas intenciones.

Por ellos, debes tener en cuenta algunos de los siguientes factores:

La Temporada

Según la estación y la festividad, hay que tener en cuenta regalos puntuales. Por ejemplo, si se trata de celebrar el aniversario de la compañía, los obsequios suelen ser elementos simbólicos de la empresa, con el emblema de la misma, o incluso productos fabricados por la compañía.

Si de navidad se trata, los regalos son alusivos a las festividades, o elementos de consumo en la época. Por ejemplo, suelen ser comunes las botellas de vino, los licores calientes, las aceitunas, las nueces, los dulces y turrones.

En algunos escenarios, en las distintas festividades se acostumbra a realizar grandes fiestas y rifas, donde los premios pueden oscilar entre vales de regalo, hasta electrodomésticos y carros.

A Quien Va Dirigido el Regalo
La realidad es que el destinatario es el elemento más importante de todos. Los regalos empresariales, aunque en su mayoría generalizados, no pueden arropar a todos y cada uno de los agasajados por igual. Aquellos clientes con suntuosas cuentas e inversiones en la empresa.

En algunos casos, dada la antigüedad del cliente o proveedor, en la compañía son capaces de conocer los gustos de la persona, realizándole obsequios personalizados.

Si bien, todo el mundo merece un regalo que reconozca su esfuerzo, hay que distinguir entre los presupuestos y el esfuerzo según sea el vínculo y los intereses detrás.

El Presupuesto Disponible

Ya estuvimos hablando de lo importa que es el que y el para quien en este proceso. Sin embargo, no hemos mencionado una clave importante: el como
Los medios para alcanzar los regalos ideales, son un eslabón más de la cadena que nos lleva al obsequio ideal. La compañía debe fijar metas realistas y claras sobre cuánto dinero dispone y está dispuesto a invertir para la compra o producción de los regalos. Recordemos que, cada elemento que sale del bolsillo de la empresa, es una perdida que debe estar bien justificada.

Los regalos empresariales son una forma maravillosa de asegurar negocios, fortalecer lazos con clientes y proveedores, y sobre todo recordarle al personal, amigos y demás, lo importante que son para la empresa