Objetivos de los regalos de empresa

Cuando estamos haciendo a nuestros clientes o posibles clientes potenciales un regalo de empresa debemos tener una serie de objetivos en mente para los que estos regalos respondan. En este sentido si buscáis hacer un regalo a través de vuestra empresa debéis saber que estos son los objetivos principales que tenéis que perseguir para que, verdaderamente, sea efectivo el regalo en sí.

Para vender más

Estudios de psicología del mercado han demostrado que dar un regalo empresarial útil transferirá el concepto de “utilidad” hacia la concepción que tiene quien recibe el regalo sobre la marca que lo auspicia. Lo mejor en este sentido es dar un artículo con el logo de la empresa grabado en él. Este artículo es entonces regalado a clientes selectos o a potenciales clientes. Al hacer un regalo empresarial de gran calidad, automáticamente el valor del artículo es transferido al de la marca.

Para conseguir nuevos clientes

Pero los objetivos que se pueden lograr no acaban aquí. Y es que los regalos empresariales tienen una doble función. No solo transmiten valor si el artículo en sí es de gran porte, sino que también sirven como medio de difusión publicitaria. Tendrás que ver si para ti es más útil reducir el costo promedio por regalo en función de aumentar la cantidad de objetos producidos o no.

Un ejemplo en este sentido son los famosos bolígrafos con logo, las tazas o jarros con logo, etc. En estos casos la campaña de branding se enfoca más bien a la masividad y a dar a conocer la marca al público en general.

Pero las ventajas de este tipo de regalos no acaban aquí. Y es que también sirven para hacer que el posible cliente recuerde la marca durante más tiempo. Este tipo de regalos se suelen conservar por un tiempo promedio de un año y es probable que sean utilizados por más gente de la que lo recibe, aumentando de esta manera exponencialmente su alcance e impacto.

Para lograr la retención de clientes

No basta con tener un cliente nuevo hay que fidelizarlo. Para lograr obtener el máximo valor de cada cliente y para esto es necesario retenerlo. Los regalos empresariales demostraron ser en incontables estudios, la mejor herramienta para lograr esta tarea. Esta demostrado que en un 50% de clientes de una empresa recibió regalos empresariales, de ese 50%, el 85% volvió a realizar negocios con la empresa.

Los regalos empresariales como cultura de empresa.

Otra función puede ser para mejorar el ambiente en el lugar de trabajo. Por ejemplo en una empresa se puede dar regalos promocionales a los empleados que trabajan allí. Estos regalos, si son buenos y, en definitiva, si transmiten valor, aumentan directamente el valor de la imagen de la empresa que conciben los empleados. Esto crea un mejor ambiente de trabajo que da lugar a que se trabaje con una mejor disposición, aumentando la dedicación y el esfuerzo ya que se siente mayor aprecio por lo que hace así que puede ser también una buena solución a nivel interno.

Recomendaciones para fidelizar a los clientes con detalles sencillos

A la hora de escoger detalles sencillos que permitan fidelizar a los clientes hay una serie de recomendaciones que te permitirán escoger los detalles más recomendables a la primera, bastará con seguirlas para acertar.

Un regalo es una herramienta muy útil para el posicionamiento de una marca, ya que es más fácil que los clientes y consumidores recuerden la empresa que les regaló el producto y este recuerdo será mucho más duradero si va personalizado con el logotipo de la empresa.

Recuerda que a todos nos gusta recibir obsequios y que un regalo tiene una connotación positiva siempre, lo que se traduce en un pensamiento positivo hacia la empresa que se lo ha proporcionado. De este modo podrás beneficiarte de otra ventaja muy importante: y es que los regalos promocionales fomentan el recuerdo de marca. Especialmente si contienen el logotipo estampado, ya la marca estará presente en el recuerdo del cliente.

Este tipo de pensamiento se producen sin tener en cuenta el tipo de regalo que se ha recibido. No obstante, es importante destacar que cuanto más se adapte ese regalo a los valores de la empresa, mejor será el resultado.

El primero es probar siempre el tipo de regalo que se va a dar antes de comprarlo. Permite a tu cliente probar el producto antes de comprarlo para que vea que es un producto de calidad. Para ello bastará con que envíe la solicitud pertinente, abone los gastos de envío, pruebe el producto durante cuatro días y lo devuelva sin compromiso de compra.

Premia la fidelidad de tus clientes con regalos o descuentos periódicos. Puedes hacerlo en fechas señaladas enviando una notificación a través de la newsletter, con reclamos a través de los propios establecimientos que el negocio tenga repartidos por diferentes zonas, etc.

Hagas lo que hagas que tu regalo esté lo más personalizado posible. Y es que personalizar un regalo transmitirá una imagen mucho más cuidada de tu selección y transmitirá lo que verdaderamente es: que has tenido en cuenta en todo momento lo que querías y necesitabas para tu cliente.

Elige regalos que te aseguren una mayor visibilidad. Por ejemplo, hay ciertos regalos promocionales que suelen pasar de mano en mano como puede ser un bolígrafo. Si tu marca se encuentra estampada en el mismo, llegas a más personas de las que en un principio habías pensado. Es una forma de que hagan publicidad gratuita de tu marca y no solo llegarás a tus clientes, sino que también a tus clientes potenciales.

En última instancia, los artículos publicitarios están diseñados para generar ingresos puesto que lo que hacen es crear una asociación positiva entre el usuario y la empresa que los ha regalado y así será mucho más fácil que los clientes recomienden una empresa que ha tenido un detalle con ellos a que recomienden una que no les ha obsequiado con nada. Al final estarás construyendo un tipo de cliente mucho más fiel.

Ten en cuenta que los artículos promocionales son un medio de comunicación excepcional para llegar a tus clientes y clientes potenciales.

Trucos para elegir un regalo de empresa

Quieres dar un regalo corporativo y no sabes cómo elegirlo, anota estos trucos que te permitirán escoger el mejor regalo que dar relacionado con tu tipo de negocio. Y es que no todos los productos son adecuados para todos los negocios por útiles que puedan ser.

1. Piensa en el destinatario

Antes de escoger un tipo de regalo piensa bien en cómo es el destinatario de este obsequio. Ten en cuenta que saber a quién va dirigido será el primer paso no para seleccionar el regalo sino para hacerlo adecuadamente. Para ello lo primero que debes tener claro, por supuesto, es quién tu público objetivo. Factores como la edad, estilo de vida, usos y costumbres, profesión y clase social serán determinantes para que escojas una opción u otra.

2. Establece un presupuesto

Piensa en el dinero que puedes destinar para realizar esta acción y evita posibles sustos. Hazlo a través de una partida para saber exactamente de cuánto dispones y que las cuentas de la empresa luego cuadren correctamente. De este modo, acotarás mucho la búsqueda, ahorrando trabajo y centrándote sólo en aquellos productos que se adaptan a tu presupuesto.

3. ¿Es mejor personalizarlos?

No siempre necesariamente un regalo de empresa es mejor que esté personalizado, así que esto es algo que tendrás que valorar. Personalizar un producto es lo más recomendable cuando lo que buscas es llegar a un número considerable de personas y potenciar tu imagen de marca.

En el caso de que lo busques sea dar un determinado objeto y que sólo el destinatario sepa de donde procede el obsequio entonces no hará falta que lo personalices. Los objetos que no están personalizados son más económicos y puedes usar más presupuesto entonces para escoger un regalo mejor, etc.

4. Escoge siempre regalos que transmitan tu valor de marca

Los objetos que regalas en nombre de tu empresa deben transmitir siempre tus valores como marca y tu imagen corporativa adecuadamente. Así que si quieres que tu regalo sea realmente original y cause impacto en su receptor, busca aquellos que mejor lo logren. Por ejemplo, si tu empresa está vinculada con la moda, puedes escoger un bolso ecológico con un diseño actual.

5. No te olvides de cuidar también el packaging

Además del propio objeto en sí que vas a ofrecer a tus clientes será muy importante que prestes atención y cuides el packaging del producto. Y es que el envoltorio es una zona que también se debe cuidar, piensa que es una parte muy a tener en cuenta cuando planteamos un regalo de empresa.

Ten presente que es lo primero que verá el receptor y ayudará a aumentar el factor sorpresa y a llamar la atención sobre nuestro regalo. Fundas, cajas, etc. La clave pasa porque el packaging sepa plasmar bien la línea gráfica de la propia empresa y guarde una clara armonía con ella y con el propio diseño del obsequio que se va a ofrecer.

Bastará con seguir estas sencillas recomendaciones para que logréis hacer un regalo de empresa de lo más adecuado.

¿Por qué el merchandising de empresa es efectivo?

Aunque en un primer momento podamos tener ciertas reticencias a la hora de hacer posible merchandising de nuestra empresa o no lo cierto es que se trata de una opción que puede ser mucho más efectiva de lo que pensáis.

Como sabéis, el merchandising para empresas se plasma a través de un conjunto de artículos publicitarios que se utilizan para promocionar un determinado producto o servicio o, incluso, la propia marca. Normalmente, en este tipo de estrategias promocionales llevan impreso o serigrafiado el logo de la empresa o la marca para que pueda identificarse y darse a conocer precisamente la empresa en cuestión.

Este tipo de artículos publicitarios siempre tienen una buena acogida por parte de los clientes, ya que son gratuitos y son percibidos como un objeto útil más que como publicidad en sí misma. Las empresas suelen recurrir a este tipo de productos en determinadas situaciones para conseguir captar la atención del público como en un lanzamiento de producto, una serie de descuentos, etc.

En este sentido encontramos regalos promocionales de bienvenida que se suelen ofrecer cuando un cliente realiza la primera compra, en una celebración por la apertura de un nuevo establecimiento o un alta en el registro de una base de datos.

Por otro lado encontramos los regalos promocionales que sirven para mostrar agradecimiento y cercanía a los clientes como el que puedes ofrecer cuando llega un cliente a un cierto número de compras o por la recomendación.

Regalos que responden a determinadas campañas, es decir, que se dan en campañas concretas en los que el merchandising es un arma para causar buena impresión, como en Navidad o cuando con el lanzamiento de un nuevo producto, por ejemplo.

También es frecuente encontrar este tipo de productos si la empresa va a estar en un foro o feria, siempre es recomendable entregar merchandising en el propio stand de la empresa en cuestión a modo de regalo promocional.

Hay que tener en cuenta que a través del merchandising para empresas los clientes conforman una imagen determinada de la empresa y de ahí la gran importancia que tiene elegir adecuadamente los artículos para estas campañas promocionales y asegurarse que se transmite justo la imagen deseada a través del producto elegido.

Es importante tener en cuenta que el tipo de producto se escogerá en función del tipo de negocio que se tenga, ya que es importante que el artículo publicitario que se escoja dentro de la gama de merchandising guarde relación con la naturaleza del negocio, lo más aconsejable es optar por algo relacionado con el sector o que sirva de modo complementario.

Además también será muy importante que el producto sepa reflejar los valores de la empresa, siendo coherente con esos valores que defiende la empresa. Hay que tener siempre presente que este regalo publicitario proyecta la imagen por lo que su elección debe ser muy cuidada. Hay que tener en cuenta que el merchandising escogido va a representar a la empresa, por lo que lo mejor será ofrecer un producto de cierta calidad.